Las retiradas de dinero de persona a persona pueden tardar entre 3 y 5 días laborables. La velocidad varía en función del volumen de transacciones y del horario de funcionamiento de la oficina de procesamiento.

Comentarios